Seguidores

02 noviembre, 2010

¿Quien no ha deseado alguna vez borrar un momento de la vida, un simple día, una noche, dos minutos, un mes..? Como por ejemplo ese día que corriendo en educción física te caíste, y aunque te reíste, pasaste mucha vergüenza. O esa vez cuando se te escapo un eructo, cuando le tiraste el baso de la bebida a tu amigo/a y se enfadó mucho, el día que tu madre te descubrió fumando y casi no te mata, cuando te cogieron copiando en un examen, o cuando simplemente dijiste algo que no debiste, y que por ello arruinaste una amistad y a la vez algo que podría a ver sido especial. Volver a olvidarlo todo.. ¿Sería genial no? ¿Pero realmente vale la pena olvidarlo todo? ¿Borrar de la mente todos esos absurdos recuerdos que en su momento te mataron pero que ahora te ríes de ellos? ¿Olvidar el primer te quiero, las mentiras que acabaron en la cama, los abrazos, las risas, los cachondeos... ? Puede que por una parte si, pero por otra no. Porque ¿Quien recordará si no todos esas cosas y las intentará mejorar para no volver a cometer los mismos errores? Nadie mas que tu mismo. No niego que estaría bien darle al tiempo a tras, pero prefiero seguir viviendo con mis errores encima y afrontarlos. Por algo dicen que de errores se aprende.

No hay comentarios:

Publicar un comentario